Si te has visto afectado por los incendios puedes realizar tu denuncio de siniestro al 800 200 272 o escribir a svida@ohionational.cl

Newsletter 5 – Vida Sana y Segura – Cómo evitar los trastornos del sueño

La vida cambia, ahí estaremos.

January 1, 2023 por onsvadmin en Editorial .

“El sueño regula los procesos del cuerpo. Es decir, puede afectar desde los estados anímico-afectivos, la salud cardiovascular (presión arterial), y principalmente la memoria. De allí la importancia del buen dormir”, señala Andrés Silva, neurólogo y especialista en Trastornos del Sueño de Clínica Somno.

El experto accedió a ser entrevistado por nuestro Newsletter “Comunidad Ohio” para entregar interesante información sobre la materia.

-¿Cómo se puede describir el buen dormir?

Es no tener dificultad para quedarse dormido, mantener un sueño continuo y despertar descansado o refrescado. Si una persona reúne esas tres condiciones es lo que se puede llamar un buen dormir en términos de calidad.

En cantidad el 90% de la población requiere dormir 7 a 8 horas. Aunque hay afortunados que requieren solo 4 horas y algunos necesitan 10.

-¿Cuáles son los principales trastornos del sueño que sufren los chilenos. Y existe algún detonante común?

El trastorno del sueño es el insomnio o dificultad para iniciar y mantener el sueño. Detonantes comunes son ciertos hábitos antes de dormir, como quedarse hasta tarde trabajando, hacer actividades estresantes en la noche o ver televisión.

También influye el estrés. Cuando las personas enfrentan preocupaciones funcionan “a más revoluciones”, entonces entran en un estado de alerta excesiva. Para dormir bien hay que ir “dejando el día atrás” o “ir bajando las revoluciones”, como si estuviera “apagando” la mente.

También afecta el llamado “jet lag social”, cuando las personas trabajan hasta tarde y se levantan tarde lo que hace que empiece a cambiar el ciclo circadiano; la mala nutrición, como falta de vitamina D, fierro o magnesio; y los trastornos respiratorios del sueño, desencadenados en su mayoría por el aumento de peso, que hace que se acumule más tejido graso alrededor del cuello, y con ello se estrechen las vías aéreas.

-¿Existe algún rango etáreo que suela padecer trastornos del sueño, y éstos lo sufren más mujeres o más hombres?

A medida que va avanzando la edad los problemas respiratorios del sueño van haciéndose más presentes. Pero se está dando este problema en edades más tempranas también, sobre todo entre quienes son más sedentarios y tienen peor alimentación.

También se están haciendo más frecuentes las consultas por parte de personas adultas jóvenes en edad productiva que ejercen largas jornadas laborales y que están súper alertas por todo. El insomnio es más frecuente entre mujeres.

-¿Situaciones ambientales como las olas de calor en Santiago afectan el sueño?

El calor claramente es un factor adverso. La temperatura ambiental baja más tarde, entonces la gente tiende a dormirse más tarde. Una temperatura más bien fresca ayuda a iniciar el proceso de sueño. Por lo tanto, se recomienda evitar usar mucha ropa, mantener una buena hidratación, o darse una ducha fresca antes de dormir.

¿Cuándo uno debiera ir a consultar a un especialista por un posible trastorno del sueño?

Cualquier persona que despierta y siente que no descansó, que tiene gran dificultad para quedarse dormida, o que tiene un sueño difícil de mantener debe consultar. De lo contrario, le afectará a su salud y calidad de vida.

También debieran consultar los pacientes hipertensos que no mantienen su presión arterial controlada, o los que hayan sufrido insuficiencias cardíacas y que duermen mal, porque se verán muy descompensados en sus patologías si no descansan adecuadamente.

Asimismo, quienes sufran dolor crónico; trastornos de ansiedad o que tengan dificultades de memoria.

Tratamientos y recomendaciones

-¿Cómo han evolucionado los tratamientos para sanar los trastornos del sueño?

-Se usa comúnmente hoy la terapia cognitiva conductual, con la que se trabaja mucho con hábitos, rituales o conductas del paciente antes de dormir. Por ejemplo, se le enseña qué hacer sí está insomne y angustiado en medio de la noche, como salir de la cama un rato y leer un libro, o escuchar música relajante. Además, se acude a estudios de sueño, como los polisomnogramas. Es decir, la persona pasa una noche en el centro médico con diversos sensores que monitorean cómo respira, sus aumentos y bajas de oxígeno, o si hay algún tipo de movimiento anormal durante el sueño. Es una herramienta útil para realizar los diagnósticos. Es importante que las personas no se automediquen porque un medicamento no recetado puede generar otros trastornos. Dormir bien no significa depender de remedios, porque no necesariamente la persona va a despertar reparada al día siguiente.

-¿Qué recomienda para facilitar un buen dormir?

Relajarse o hacer rituales tranquilos antes de dormir; alimentarse bien; realizar actividad física durante el día; evitar después de las 15:00 horas estimulantes como el café, el mate y el té; usar el dormitorio fundamentalmente para dormir o hacer actividades relajantes, y no transformarlo en una oficina; evitar ver noticias en la noche y mirar el celular; no tener discusiones con la pareja dentro del dormitorio. En general, quien tiene buena salud y mantiene un estilo de vida saludable, es una persona que va a tener siempre un buen dormir.

Contacto:

Dr. Andrés Silva

Neurólogo, Especialista en Trastornos del Sueño

Clínica Somno

Teléfono: +56 2 2902 3008